Impocali
 

Existe un componente presente en los motores de gran cantidad de vehículos en el mundo, que a pesar de la innovación y los nuevos desarrollos de la ingeniería, aplicados a la fabricación de motores y a la industria, sigue vigente y comercializándose en todos nuestros mercados. Estamos hablando de los cables de alta, cables de encendido o cables de bujía.

Por esta razón, pensando en las necesidades actuales del mercado y principalmente en los diferentes vehículos encontrados en el parque automotor colombiano, Hibari ha desarrollado un amplio portafolio de cables de alta. Un producto de fabricación excepcional con características y calidad de equipo original.

La función principal de los cables de alta Hibari, fabricados con alma de Kevlar, para proteger el conductor de posibles fracturas, consiste en llevar la tensión o corriente generada por el sistema de encendido, propiamente por las bobinas y conducirla de la manera más eficiente hasta el corazón del motor, donde se entrega la tensión a la bujía a través de su terminal, que tiene una construcción solida entre el capuchón y el cable, para evitar así las pérdidas de corriente y posibles desprendimientos.

A través de la utilización de cable inductivo de mayor calibre al original (dando mejor rendimiento y mayor capacidad a resistir el calor generado por el motor) y fabricado en Estados Unidos, además de capuchones de silicona de tipo equipo original y alta resistencia a la temperatura, Hibari busca eliminar dichos factores de riesgo de sus instalaciones de alta, garantizando con sus cables una mejor chispa entregada a las bujías, mayor capacidad conductiva y mejor velocidad de respuesta, lo que se traduce en un mejor desempeño de los motores y una mayor eficiencia tanto en consumo de combustible (gasolina y gas), como en menores emisiones contaminantes para el medio ambiente.

Ventajas y beneficios de los cables de alta Hibari:

  •      Un mejor desempeño del motor y una máxima potencia de la chispa, por tratarse de cables de alta con menor resistividad.

  •      Mayor precisión en el proceso de inyección de los capuchones, para un ajuste exacto entre las bujías y bobina.

  •      Mayor resistencia a las vibraciones y a las altas temperaturas, gracias al material siliconado y la construcción robusta, dando mayor vida útil y más kilómetros de recorrido.