Impocali
 

Viaje tranquilo y evite varadas en carretera instalando oportunamente correas de calidad. Respalda Importadora Cali.

Arranca la temporada de vacaciones de medio año en Colombia y, para muchos, con viajes por carretera. Y si bien existe alguna conciencia de realizarle mantenimiento al carro para prevenir las varadas en carretera, con frecuencia se olvida mirar una pieza fundamental: las correas.

“En Impocali tenemos una división especializada en correas cuyo portafolio incluye tres marcas: Sun, premium japonesa; Gates, premium estadounidense; y NPC marca estándar con calidad equipo original de origen asiático, lo cual nos da amplio conocimiento sobre el tema y cubrimiento nacional en cuanto al parque automotor rodante que podemos atender”, explica David Patiño, director de línea Partes de Motor de Importadora Cali.

Patiño quiere hacer énfasis en que todo mantenimiento preventivo anterior a los viajes por carretera debe tener en cuenta a las correas y, dentro de este apartado, considerar que, según el vehículo, puede tener uno o dos tipos:

Correas trapezoidales: tienen una sección en forma de trapezoide, usadas para mover accesorios principalmente en camiones medianos. También son muy usadas en la industria. Las partes básicas para su identificación son el ancho y largo de la correa.

Correas acanaladas: tienen a lo largo de su cuerpo una serie de canales, o también llamadas costillas, que se usan principalmente para mover los accesorios del vehículo (alternador, bomba de dirección, compresor aire acondicionado entre otros). Las partes básicas para identificarlas son el número de canales, el ancho y largo de la correa.

Correas dentadas: son aquellas con una serie de dientes y se utilizan en el sistema de distribución del motor. Las partes básicas para su identificación, además del ancho y largo, son el número de dientes, la distancia entre ellos, y la forma de estos.

Representadas en Colombia por Impocali, las correas Sun, Gates y NPC cubren la mayoría de las referencias del parque automotor nacional, con una importante presencia en marcas francesas, alemanas, coreanas, japonesas e italianas y están disponibles en las zonas repuesteras de las principales ciudades del país, así como en los almacenes Autofix.

13 RAZONES PARA CAMBIAR LAS CORREAS

Las correas en general, pero las de accesorios en particular, tienen hoy día la responsabilidad ampliada de mover en una sola vuelta sistemas importantes como el alternador, la bomba hidráulica, el aire acondicionado, entre otros, con lo cual deben ser fabricadas con técnicas y materiales muy especiales.

“Traemos al país correas elaboradas en EPDM (monómero de etileno propileno dieno), un caucho especial que ofrece una ventaja fundamental en comparación con las correas tradicionales, fabricadas con cloropreno: más durabilidad”, explica David Patiño, director de línea Partes de Motor de Importadora Cali.

Patiño explica que, si bien la mayor vida útil resulta sin duda una ventaja, las correas de EPDM no siempre muestran los síntomas habituales del desgaste, por más que se encuentren a punto de fallar o que hayan perdido mucho material.

A medida que envejecen, las correas de EPDM pierden gradualmente parte del caucho, en un proceso similar al de los neumáticos. Y estas pérdidas de material se traducen en un comportamiento peor de la correa.

Luego ¿cuál es el mejor momento para cambiar una correa de EPDM? La inspección visual continúa siendo recomendable, pero además de buscar indicios de fisuras o síntomas similares hay que prestar una especial atención a las estrías de la correa: si la correa presenta uno o varios de los síntomas descritos en el recuadro, debe sustituirse. A demás del factor tiempo (cada 4 o 5 años, o 100.000 km), en recuadro se resumen los 12 patrones de desgaste por los cuales las correas acanaladas deberían sustituirse.

ADEMAS DEL TIEMPO Y EL KILOMETRAJE..
- Grietas aleatorias de los canales.
- Desgarro. Se han desprendido pedazos o fragmentos del caucho de la correa.
- Deshilado. Parte del material de la correa se desprende de los canales y se acumula de la correa
- Abrasión. El dorso de la correa presenta un aspecto brillante.
- Separación de canales.
- Desgaste de canales desigual por causa de la intrusion de un elemento extraño.
- Entrada de gravilla. Se presentan pequeños orificios visibles en el dorso de la correa.
-Estrías externas dañadas.
- Contaminación por aceite. El aceite y grasa son los peores enemigos de un compuesto de caucho, ya que debilitan la unión del compuesto, lo que se traduce en una correa blanda y esponjosa. En estos casos, la correa puede patinar, acumular calor y provocar un fallo.
- Ruptura.
-Ruido en la correa. Si el ruido durante el funcionamiento del motor en ralenti es constante, es probable que el problema tenga que ver con una alineacion incorrecta. Si el ruido es “irregular”, es posible que el problema tenga relacion con la tensión de la correa.
-Perdidas de material. El indicador de desgaste del sistema de transmision por correa de accesorios es una herramienta útil que ayuda a evaluar el desgaste en las poleas y las correas de EPDM y a determinar si una correa o una polea ha perdido tanto material que debe sustituirse.

Las correas deben ser vistas como un sistema de transmisión de movimiento y, en consecuencia, al sustituirlas se debe considerar hacerlo junto con los componentes periféricos de la transmisión como tensores, poleas, guías, amortiguadores de vibración de torsión, etc.

Por tanto, instalar una correa nueva en sistemas de transmisión con componentes viejos no es aconsejable. De hacerlo, la vida útil de la nueva correa se reducirá considerablemente. A largo plazo, la mejor solución es sustituir todas las piezas sometidas a desgaste al mismo tiempo. Impocali recomienda la sustitución según lo que ordene el fabricante del vehículo, pero hay que irse haciendo a la idea de entre 40 y 160 mil kilómetros, para las de accesorios, y entre 50 y 100 mil kilómetros, para las de distribución.